Valle de Lozoya. Madrid, 2019

Valle de Lozoya. Madrid, 2019

“Qué bonito es leerte, me encanta.

Pues fíjate, y pasando a una reflexión un poco profunda, que me ha llegado en un momento de “iluminación filosófica” justo al final de una ruta de 12km que recorro corriendo y saltando entre pinos, como un lobo, jaja, y que me ha llegado cuando he flipado con el paisaje que a mi lado se abría al salir del bosque, que a mis casi 38 años no sé si este estilo de vida y mi relación con mi trabajo me da la Libertad que deseo, o todo lo contrario.

Y no lo tengo claro. Tú me dices que vives entre libros y leyes, y que vives feliz. Y yo lo hago entre libros y cámaras, y con frecuencia me siento feliz. Pero paso muchas horas al día practicando, que ya se han convertido en miles con los años, buscando siempre una meta o un nuevo reto, como Sísifo empujando piedras por montes cada vez más altos.

O sí lo tengo claro, y como tú dices, aunque a otros les parezca una locura, mis retos y lo aprendido, hacen que me levante motivado cada mañana, y a veces eso no solo basta, si no que lo es todo, y sientes que hay coherencia en tu vida.

Pero también soy consciente de que psicológicamente es un hábito cultivado desde la infancia. Y que mis hábitos de la infancia son mis metas como adulto, y que la vida pasa, y que en la realidad hay múltiples alternativas que no siempre vemos.

Y no hay una verdad suprema que todo lo dictamine, que nos diga cómo, y nos dé garantías.

Yo escogí esto. Y lo que quieres, es lo que tienes.  Es así.

Si me preguntan entonces: cambiarías algo si pudieras? no contestaría, me asaltaría la duda, me quedaría bloqueado. Pero si me hago ahora la pregunta, en este momento calmado, me contesto: no, no cambiaría nada del pasado, porque sé que mi pasado me lleva un futuro donde todo es cambio.

Donde cada día aprendo, donde cada día crezco, donde cada día puedo elegir.”

Si hay algo que no debemos dejar de hacer, es dejar de hacernos preguntas, qué gran hábito éste.

Comment