De aquí al cielo

Comment

De aquí al cielo

Monasterio Dos Frutos, Segovia 2019.

Monasterio Dos Frutos, Segovia 2019.

Me encuentro esta cruz en medio de un claro rocoso y la fotografío.

La cruz es signo y símbolo, signo porque nos define y acompaña al hombre allí donde va. Y símbolo porque representa el misterio, el miedo, los anhelos, el ego...  

Encontramos nuestro lugar cuando canalizamos nuestra experiencia y le damos un sentido, así nos descubrimos y por tanto somos. La cruz simboliza el tránsito del cambio entre cuando somos y cuando no somos.

Lei una vez que el ego es aquello que se interpone entre nosotros y el universo.

Hoces Del Duratón, Segovia 2019.

Hoces Del Duratón, Segovia 2019.

 

 

Comment

Aire.

Comment

Aire.

Algún punto próximo a Burgos, 2018.

Algún punto próximo a Burgos, 2018.

Obviamente un horizonte siempre es símbolo de futuro, también podría serlo de pasado pero no es éste el caso. Es de futuro. Además hice la foto a punto de cerrar 2018 y quieras que no, hacer revisión del ejercicio y sacar conclusiones es inevitable.. La reflexión es muy simple: <<la mejor manera de mirar hacia el futuro, es hacerlo desde la seguridad de una perspectiva de abundancia>>. Lo más importante de esta reflexión es la confianza en nuestras seguridades.

No sabemos la verdad sobre nada, ni tenemos ninguna seguridad en torno a un futuro que aún no existe. Pero podemos confiar en que encontraremos la solución correcta ante cualquier problema. Éso amigos, es perspectiva de abundancia.

Pablo

Comment

Comment

Chloé.

Chloé, mi fondo pintado a mano y los árboles. Madrid, 2018

Chloé, mi fondo pintado a mano y los árboles. Madrid, 2018

Prácticamente ha pasado un año desde que hice esta fotografía. Recuerdo comentarle a una buena amiga en un momento crucial de mi carrera, y después de ver un libro de retratos de Richard Avedon, que quería darle un giro a mi vida y dedicarme por entero a la fotografía de retrato, que éso le daria sentido a mi vida. El libro resumía en imágenes la vida profesional de uno de los fotógrafos más célebres del siglo XX, en unas 50 imágenes se podía observar la trayectoria artística de Avedon, dando la impresión de que llevaba una vida plena llena de momentos estelares y emoción. Pero cuánto tiempo transcurre entre sesion y sesion? Qué pasa durante ese tiempo de no-trabajo, de no-emoción?

Hay momentos vitales, experiencias personales, cuyo recuerdo a veces se materializa en una imagen. Cuántos momentos maravillosos somos capaces de acumular? Esta foto me recuerda unos días maravillosos que pasé con mi amiga Chloé, y es además una foto preciosa. Me gustaría tener cientos, miles de fotografías así, recuerdos de momentos vitales únicos y experiencias altamente emocionales.  No quiero que haya mucho tiempo de no-trabajo, de no-emoción. Quiero vivir en un cambio constante lleno de emociones y nuevas experiencias y es por eso que me quiero dedicar al retrato, al fin y al cabo cada persona que conocemos es una nueva experiencia, no? Y quiero hacerlo a través de mi cámara, profundizando en mi carrera y desarrollándome como artista y como persona. Empezaré por imprimir esta foto bien grande y enfocar en la próxima sesión, que espero sea muy pronto, quizá la semana que viene.

Comment

Comment

Memoria genética

IMG_0192.JPG

Hoy he tenido un recuerdo de algo que nunca he vivido, al menos conscientemente. Hoy he hecho dos sesiones de yoga y carrera a pie. Es otoño, ha llovido los últimos días, el suelto estaba mojado, la tierra húmeda. Cada pisada era amortiguada por el barro, hundiéndose unos milímetros, el sonido de mi respiración me acompañaba, iba corriendo por encima de la vegetación que era bastante espesa, de unos 20cm de alto en algunas zonas. El sonido de mis pies sobre la paja verde al doblarse, la cadencia de la carrera, me resultaba familiar. De pronto he pensado: ése era el mismo sonido que mis antepasados escuchaban cuando corrían por encima de la vegetación en pleno invierno, persiguiendo alguna presa. Un recuerdo que sin duda se encuentra en mi memoria genética y que es real.

Pienso que las distracciones constantes de la ciudad nos alejan de nosotros. Me encuentro muy cerca de mi centro viviendo junto a la naturaleza, me suceden cosas bonitas, como esta conexión genética con otras vidas, con otros hombres que ya pasaron.

Psicológicamente podemos ser conscientes de nuestra conducta estudiando nuestra herencia genética. Homo Sapiens tiene ya 200.000, y llevamos apenas 200 viviendo en ciudades industrializadas. Debido a la velocidad de las ciudades donde los estímulos son constantes, nos cuesta adaptarnos ya que nuestra mente no evolucionó en un entorno semejante.

Como seres racionales podemos ser conscientes y utilizarlo a nuestro favor, indagando en aquello que necesitamos como especie - la naturaleza - y en aquelllos nuevos aspectos de la vida moderna que pueden enriquecernos - el desarrollo cultural -, creo que es ahí donde se encuentra el equilibrio. Así mismo al volvernos conscientes de nuestra conducta y de cómo nos afecta el entorno podemos utilizarlo a nuestro favor, explotando de este modo todo nuestro potencial humano.

Comment

Comment

En mis sueños te colmo

Viajamos en un taxi, es un reencuentro con alguien bonito, del pasado, en este caso bonita, una novia de hace muchos años, una persona inteligente y risueña que se me escapó, y que yo dejé escapar. Es Domingo, tarde, y hay obras, el taxi me va a salir por una pasta, la abrazo pero de pronto la siento distante, y mira por la ventanilla. Cuando me doy cuenta me veo haciendo el sentido de la rotonda caminando solo y sin taxi, cosas de los sueños. Estábamos escuchando música en mi altavoz bluetooth, de pronto el altavoz se convierte en unos cascos que llevo puestos -más cosas de los sueños-, y una canción empieza a sonar. Es Cris, que desde el otro lado de la rotonda me pone la canción que hace muchos años bailamos en esa misma plaza, en esa misma calle, en frente de ese mismo edificio, también de noche y que rápidamente reconozco, y fugazmente revivo un recuerdo que ya estaba olvidado - o que mi mente inventa para darle romsnticismo al sueño-. Me dirijo a ella, directo, y según ella se acerca le cojo de la mano y rodeo su cintura, y nos arrancamos a bailar, girando y viviendo, es una versión tropical izada del clásico lagrimas negras, y bailamos, y damos pasos de salsa que no hacemos muy bien, pero nos reímos muchísimo.


De pronto me despierto, han pasado muchos años y solo era un sueño, y la canción sigue sin ella: “siento la inmensa pena de tu extravío...”.


Qué bonitos recuerdos los amores pasados. Cuántas personas pasan por nuestra vida. Sé que ahora ella es madre. Y espero que sea muy feliz, se llamaba Cris y era de Mallorca.


“....en mis sueños te colmo de bendiciones”


Otra frase de la canción, y otra más que cierra el bonito tema: “contigo me voy gitana, aunque me cueste morir”!


:)

Comment